El peligro amarillo

No creo que hayamos visto escena política más cruel y despótica que la registrada en directo por las cámaras en el pleno del régimen comunista chino. La violencia extrema que supone arrastrar públicamente y por la fuerza a un ex-presidente ante el insolente desdén de su propio sucesor sólo ha sido superada –de momento—por la…

Goliat en apuros

Es posible que en la larga postguerra mundial que hoy desborda ya la memoria de las nuevas generaciones, no quepa registrar un acontecimiento internacional tan complejo como en la actual guerra de Ucrania. Se acepten o no las tesis pro-rusas que justifican la invasión como reacción frente a un presunto intervencionismo occidental manejado por parte…

Balance estival

He agotado el veraneo en la playa hasta bien entrado octubre, uno más entre la “resiliente” muchedumbre que lo ha estirado esquivando mal que bien los anuncios de danas, gotas frías y nubes convectivas prodigados por los meteorólogos, por no hablar de la alarma inconsciente que anunciaba la eventualidad del tsunami en nuestras costas occidentales.…

Tiempos modernos

Hay que estar ciego para no percatarse de que vivimos tiempos de vertiginosa modernidad. En cualquier época, el ciudadano (de su precursor ancestral apenas hay ya noticia), ha tenido esa sensación de novedad percibida como un síntoma de progreso y mejora pero también como una amenaza. Eso fue lo que pensaron los “renacentistas” y para…

El sexo de los ángeles

Entre la idiotez y la perversión, la ministra Irene Montero acaba de añadir a su lamentable historial una aberrante opinión que, por supuesto, aspira a consagrar legalmente: la de que un menor es libre de repudiar el contacto pedófilo pero también, “a sensu contrario”, de aceptarlo, teniendo como tiene, según ella –sea “niño, niña o…

El frac de Guerra

Cuando don Pío Baroja ingresó en la RAE hubo alguna polémica en torno a la posibilidad de que el recipiendario rehusara vestir el frac de reglamento en la vieja institución. Ni qué decir tiene que él hizo poco caso a las hablillas pero en su memorial “Desde la última vuelta del camino” justifica su indiferencia…