¡Que viene el lobo!

Resulta curioso que un resultadista como el que lamentablemente nos desgobierna no haya escarmentado en su estrategia del miedo a la derecha tras el colosal bastinazo que recibió en las últimas elecciones andaluzas. Pero ahí lo tienen, tan terne, agitando de nuevo, como el pastorcillo del cuento, el espantajo del miedo, a pesar de que…