Beas, Lucena, ahora Bollullos: el PSOE tiene planteada una situación insostenible ante los escándalos municipales mencionados, el primero de los cuales sigue pendiente de aclaración a pesar de las drásticas  medidas adoptadas por el Tribunal de Cuentas. Este baile de millones sin destino conocido en los Ayuntamientos del PSOE no puede solventarse con un par de excusas sin contenidos, al menos mientras no aparezca el dinero misteriosamente desaparecido, entre otras cosas porque aclararlo puede que ayude a entender el disparatado sistema de financiación ilegal de partidos e instituciones antes de desembocar en situaciones como la reciente de Estepona. Si falta dinero ha de aparecer y si hay malas prácticas por medio habrá que sancionarlas como es debido. Pero no sólo al guripa y al cabo, sino a toda la Plana Mayor que es la que pone y dispone. La provincia no puede ser un cortijo en manos de unos cuantos. Y todo indica que, por el momento, lo está siendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.