Desde IU se anda pidiendo el voto nada menos que como “garantía de cambio para un nuevo ciclo” y hasta se ha llegado a decir que ésa es la razón por la que tanto PSOE como PP “intentan ocultar o secuestrar su discurso político”. Pero, criaturas, ¿cómo va a ser eso si lo único claro en este momento es que IU no tiene otra perspectiva que la de fracasar o alquilarse de lazarillo a un PSOE en presunta caída libre? Votar a IU en las próximas autonómicas y municipales equivaldrá a votar al PSOE cuando no sea un gesto por completo inútil: en la Junta extremeña, en el Ayuntamiento de Sevilla, en todas partes, IU será escudero de ese partido que ella misma parece creer que termina su ciclo, o pasará al limbo otra legislatura más. Esa disyuntiva no es un drama para ella sino la relativa garantía de su supervivencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.