Que en el PSOE andaluz andan maniobrando activamente varios bandos es ya cosa inocultable. Sumen a las groseras descalificaciones del portavoz Jiménez –un “nini” recién llegado al poder, como quien dice—respecto a militantes de primer orden, las declaraciones del alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, interpretando estos movimientos como consecuencias del autocratismo de Griñán o las muy cuerdas conclusiones de otro militante histórico, Alfonso Lazo, publicadas en este periódico y alusivas a la que él denomina la “Contrarreforma” de Griñán y la eliminación de las figuras del partido. Es lo que le faltaba a un partido que va de la brida tras IU y que gobierna la comunidad autónoma peor parada de España. Griñán dice ya, incluso, que él no es ni socialdemócrata, y nadie le responde, para qué. Aquí sólo se ventila ya la conquista del Poder y pare usted de contar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.