La ley de Aguas es papel mojado para el consejero de Medio Ambiente que reconoce haber concedido en Andalucía “muchas concesiones en precario… para dar seguridad a los regantes”. Y no les digo nada para su delegado en Huelva, quien concedió, en cuestión de días, 1’2 millones de metros cúbicos a la comunidad de regantes que representa la mujer del Gerente de la Secretaría General de Aguas, sin expedientes que valgan ni intervención de ningún técnico de su departamento, y a quien el sindicato CSI-F acusa de haber dispuesto de una fortuna anual para colocación de deudos y amigos. Lo del “fondo de reptiles” no es ninguna anomalía sino todo un sistema de “administrar” lo público como si fuera privado. ¿La Ley? La Ley no es más que papel mojado para esta caterva impune.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.