Encabezando una delegación de IU, su coordinador regional, Diego Valderas, se ha manifestado a las puertas del Juzgado en defensa de su camarada Pepa Medrano, reo de prohibir en un barrio de Sevilla, como delegada de Participación Ciudadana, un acto literario en memoria de Agustín de Foxá, el “poeta falangista”. Valderas, que es miembro del residual Partido Comunista –y eso hoy día tampoco está bien visto que digamos–, hizo suyo este argumento y comparó a “Pepa” con el juez Garzón, lo cual ya es comparar, una actitud poco responsable, además de  demagógica, que se inserta en la creciente moda de presionar a la Justicia en la calle. Esos protestantes ignoran que, si esa razón fuera válida, habría que condenar al olvido desde Céline a Paul Morand. A estas alturas deberíamos tener claro, al menos, que descender de Franco no es peor que descender de Stalin.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.