Ayer no hubo rueda de prensa conjunta tras la visita del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a nuestro primer Ayuntamiento. Se ve que con las fotos bastaba y, por lo demás, es fácil entender que en Huelva la Junta tiene demasiados compromisos pendientes como para dar la cara. De momento, ya lo ven: visita muda, seguramente por aquello de que en boca cerrada no entran moscas. Sospecho, en todo caso, que esta legislatura –¡la cuarta de Pedro Rodríguez!—no es el mejor momento para pedirle a un presidente rival que ayude a un Ayuntamiento inconquistable. La capital va a pagar cara la incapacidad municipal del PSOE onubense. El silencio que ayer guardó Griñán y su indisimulada ‘espantá’ lo confirman clamorosamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.