Cuando visité Potsdam me costó hacerme a la idea de que aquella apacible ciudad hubiera sido durante tantos años el gran reducto de la Stasi, la policía política/servicio secreto/brigada criminal de la Alemania Oriental. Me contaron quienes me guiaban por aquel laberinto que los viejos sicarios de la dictadura seguían ocupando las viviendas oficiales de aquellos cuidados barrios confiscados en su día, incluso después de la espectacular apertura de los archivos secretos de la organización que permitieron a millones de alemanes contemplarse en el espejo cóncavo de la paranoia policíaca que los había vigilado durante tantos años. Los alemanes han logrado hacer un arte de la capacidad de supervivencia desde que, tras el hundimiento del Reich, las temibles SS y otros tétricos servicios lograron salvar el pellejo a la sombra de la obsesión anticomunista que les supuso la ayuda de la CIA no menos que la del Vaticano, una vez que se desplomó el proyecto de continuar la guerra contra los soviéticos compartido por los verdugos con el propio Patton. La imagen de una ciudad pacífica, como olvidada del pasado, atenida a la lógica de esa supervivencia discretamente consentida, no dejaba de sorprendernos con la sugerencia tácita de que la vía más rápida hacia la paz estable pasa por algunos olvidos forzosos. También en España defendimos en su día una amnistía que devolvió a la calle a muchos que sufrían persecución por la Justicia junto a un buen número de criminales a los que les faltó tiempo para reincidir en sus miserias. Como en Francia, donde algunos juicios famosos (Maurice Papon o Klaus Barbie) fueron liquidados con severas sentencias de imposible cumplimiento. O como en Inglaterra donde se ha olvidado adrede la complicidad de la propia Familia Real con el proyecto nazi y su proximidad a Hitler. Los pueblos que olvidan repiten sus errores, se dice, pero los que se aferran a la memoria hasta hacer de ella una rencorosa obsesión carecen de oportunidad para recuperar la paz. La Historia no hace justicia, no nos hagamos ilusiones. Eso de que “el que la hace, la paga” no es más que una monserga sublimatoria.
                                                                   xxxxx
Ahora le ha tocado el turno a Kapuscinki, acusado de colaboracionista con la policía polaca, cuando ya no puede defenderse, por los agitadores del insensato memorialismo puesto en circulación por los hermanos Kaczynski, que pretende investigar a todos en nombre de sabe Dios qué complejos o quién sabe si como recurso de distracción. Y a Günter Grass, a quien se retrata con el uniforme maldito junto a la imagen juvenil del propio papa Ratzinger. Sólo los recalcitrantes quisieron en Francia, insisto, reabrir la herida para lastimar a Drieu de la Rochelle, a Henry de Montherland, a Grasset, a Céline o a Paul Morand, como solo los ultra (y precisamente ultras fascistas) se ocuparon en España de destapar el pasado de los llamado “nuevo liberales”, en su día enrolados junto a Franco pero pronto alejados de su régimen con todas las consecuencias. Hay inquisiciones que sólo son necesarias en la mente de los Torquemadas, reparaciones sin sentido que a lo peor exigen los que menores títulos tendrían para ello. Grass dice que está hasta el moño de dar explicaciones que, por otro lado, no han dejado en ningún momento de reconocer que la adhesión política es un fenómeno eminentemente circunstancial y de época. Kapuscinski no puede ya decir nada pero resulta difícil para sus devotos o, simplemente, para sus lectores, ver en él un alma podrida y en su obra una escritura doble. Si la Historia pudiera ser un tribunal, en España habríamos de pasar revista la inmensa mayoría de unas generaciones que, empezando por el Rey, juramos a la fuerza fidelidad a los principios de la dictadura. Sin contar los verdugos de ambos bandos durante la guerra civil. Más o menos como en Polonia. Algunos, como esos gemelos Kaczinsky, no tienen ni culpa quizá porque tampoco tienen pasado.

13 Comentarios

  1. Creo que fue ayer cuando zpbean se acercó al pueblo del abuelito, muerto hace setenta años, con lo que eso duele, y desistió de pasear la calle ante el abucheo de no pocos.

    Tal vez sea eso lo que les falta a los cachorros de la derecha, desparpajo y gallardía para reventar actos memoriosos con los que la llamada izquierda -jo, se me ha puesto erecto el dedo corazón, quedando los demás recogidos por el pulgar- pretende montar sus fastos maniqueos.

    Ratzinger, Grass y ahora el fallecido ‘Kapus’ tienen que soportar el oprobio de ver sus retratos de cuando eran efebos con la camisa parda. Ya dice bien el Jefe que quienes nacimos, vamos a redondear, antes del 50, todos levantamos alguna vez el brazo cantando cara a mi don Helios. Servidora se recuerda con puchos haciendo gimnasia sueca para obtener un titulillo imprescindible para poder vivir de mi trabajo. Mi gemelo me recuerda que en su jura de bandera, él no juró y mantuvo cruzados índice y corazón, pero hizo el bulto necesario y a ver quien lo borra ahora de la foto pasando/¿besando? “respetuosamente” la bandera del pajarraco, que queramos o no, era la de Expaña. La que había.

    Las eminencias tipo el gallego Blanco, el turbio y bamboleante López Garrido y otros planetillas menores no se cortan un pelo de llamar fachas y heredofranquistas a los chicos gavioteros. ¿Olvidan que en Abuelo dijo en su día que si su proyecto encajaba en el Sistema, lo ejecutaría y que si no entraba, iría a por el Sistema? Eso también es una herencia. Y los cuarenta años de ¿honradez? y ni un minuto más, también. Filesa, Malesa, Rumasa, BOE, Cruz Roja, roldanes y roldanillos, a tu vera, siempre a la verita tuya… más lo que recuelga.

    No sé si alguien definió a la Historia como esa vieja p…, o es fruto de mi mente calenturienta. Pero que no nos cuenten mandangas porque lo vivido, vivido está y uno tiene ‘memoria histórica’ de hace ya 50 años. Y el Guisantillo aún no cumple medio siglo. Que por cierto todavía no se sabe que haya dado palo al agua.

  2. Este soplagaitas es un malvado, además de un fanático. Y seguramente un animal estabulado. El pesebre es mal consejero, jefe: no le haga caso.

  3. De regreso de mi exilio ¿cómo decir? ¿blogario, internetario ?, vaya, ustedes me comprenden, con enorme gusto reanudo con mi lectura cotidiana favorita y reacciono “en vivo”.
    10, 20, 100, 100 000 veces le doy la razón a don José Antonio: es necesario tener memoria pero no hay que pasarse, y un día hay que saber perdonar y olvidar. Parece que la cosa no sea tan facil. En Francia, Enrique IV supo hacerlo, pero desde entonces no sé yo si de veras Francia no sigue dividida en dos bandos antagonistas. ..Aunque no tan antagonistas como lo que he podido ver u oir ultimamente.

    Mis saludos y mi agradecimiento a todos mis co-blogueros.

  4. Como mi doña Marta –bienvenida al Purgatorio, querida amiga–, pienso que don ja lleva razón en que está bien conservar el recuerdo activo de lo que pasó, pero hay que manejar con sumo cuidado ese explosivo para que no se trnsforme en rencor. Escuchen ayer los truenos y centellas provocados por Aznar en su discurso de Calatayud, no olviden que González también habló de lo mismo, recuerden la propaganda insistente que, sobre todo por parte de esta IU tan vacía como ruidosa, se viene prodigando a la sombra del porpio Presidente del Gobierno. ¡Ayer mismo, o antesde ayer, todavía insistió este personaje al visitar el pueblo de su abuelo fusilado! Estos estúpidos no saben de qué hablan ni a qué sabe la amargura de un enfrentamiento fratricida. Rezo por ellos, no puedo hacer otra cosa. Cada cual que haga lo que crea conveniente.

  5. Me ha cortado la lectura de los anteriores, concretamente el vómito de ese malnacido que habla (en su caso, rebuzna) en segundo lugar. Es intolerable entrar en una conversación inamistosamente y despreciable del todo hacerlo para insultar de un modo tan ridículo.
    Pero consigue lo que quiere, tal vez, señores. A mí me ha dejado sin ganas de anotar nada hoy, por no viajar en su fétida compañía.

  6. El argumento es perfectio, como tantas veces. Le agradezco estos refrescos de la memoria que tanta falta nos hacen. Y el tono sosegado y justo con que procura –dentro de su habitual sorna e ironía– hacerlo. Es verdad lo que dice de esos países y lo que sugiere del nuestro. Conforme con el padre cura en que esta pandilla de oportunistas no saben lo que están haciendo.

  7. 21:31
    Bienvenida al ciberespacio, doña Sicard.

    Como a “casi” todos, me admira y encanta la mesura y la agudeza de nuestro ja, que también tiene su censor, para decir las cosas.

    La memoria, como la inteligencia, hay que saber usarla.
    Recordar lo que pasó debería servir para aprovechar la experiencia y QUE NO VUELVA A PASAR.
    Hurgar en la memoria para alimentar el rencor es una maldad imperdonable que puede tener consecuencias incalculables.

  8. Esta noche la TV ha difundido la noticia de que Ratzinger ha rectificado las declaraciones hechas en Brasil.

    Viene a cuento el artículo del indeseable Savater sobre un relato del escritor Roberto Fontanarrosa publicado en “El País”:
    Les describo el trozo que me ha hecho enfurecer del citado descerebrado.

    “En una de las historietas del genial Fontanarrosa, el gaucho don Inodoro Pereyra se enfrenta a los indios que llegan en destructivo malón. “¿Qué pretendéis?”, les pregunta y el jefe responde: “Vamos a arrasar vuestros campos, quemar vuestras casas y violar a vuestras mujeres”. “Pero… ¡eso es una barbaridad!”, comenta don Inodoro y el otro responde: “Ah, no lo sé, yo soy indio, no sociólogo”.

    El indeseable Savater se queja de la respuesta justa, del indio al gaucho.
    Olvida el indigno profesor de filosofía, que los indios de la Pampa argentina fueron desposeídos de sus tierras por los gauchos, masacrados, y casi todos desaparecidos de la gran llanura.
    El genocidio de los españoles consistió en la eliminación de casi todos los nativos desde Río Grande hasta el estrecho llamado de Magallanes.
    Quizás el genocidio más grande de la Historia.

  9. Vamos a ver, mi don Abate. El calificativo que aplica al señor Savater no es propio de alguien como usted si no lo razona. Tal como lo expresa es un salivazo más que un epíteto. Eso está al alcance de cualquier maleducado y no lo tengo a usted conceptuado así.

    Ni he leido la historieta de Fontanarrosa ni el artículo de Savater. Pero sí sus dos últimos párrafos. Debería conocer la América Latina, pero si no ha ido, basta que se dé un paseo por las zonas de las grandes ciudades donde abundan inmigrantes ecuatorianos, peruanos, colombianos… ¿Cómo puede decir ‘eliminación de CASI todos los nativos al sur del Río Grande’, si TODOS estos latinos que vienen en busca de trabajo y una nueva vida mejor -como usted mismo en Cataluña- presentan rasgos étnicos inconfundibles, algunos de una pureza extraordinaria, tras cinco siglos de genocidio, según usted y sus fuentes, que deben estar altamente contaminadas?

    Reflexione y si es usted persona razonable, como lo considero, aquí tiene el foro donde desdecirse.

  10. Tiene Ud. un mundo formado a su imagen y semejanza y es Ud. un ser formado a su vez por un universo construído sobre muertes y humillaciones; dificilmente saldrá de ese círculo, es Ud libre de elegir entre lo recibido y su elaboración personal:

    PARA QUE AMERICA VIVA…

    EUROPA DEBE MORIR

    El siguiente discurso fue dado por Russell Means en Julio de 1980 ante varios miles de personas de todo el mundo que se habían congregado en la Reunión Internacional por la Supervivencia de las Black Hills, en las mismas Black Hills en South Dakota. Es el discurso más famoso de Russell Means.

    La única posible apertura para un discurso de este tipo es que detesto escribir. El proceso en si mismo personifica el concepto Europeo del pensamiento “legitimo”, lo que está escrito tiene una importancia que es negada a las palabras. Mi cultura, la cultura Lakota, tiene una tradición oral, por lo que habitualmente rechazo escribir.

    Esta es una de las maneras del mundo blanco de destruir las culturas de los pueblos no-europeos mediante la imposición de una abstracción sobre la relación oral de un pueblo.

    Por lo tanto lo que tú lees aquí no es lo que yo escribí, es lo que dije y alguien escribió.

    Permitiré esto porque parece que la única manera de comunicarse con el mundo blanco es a través de las hojas secas y muertas de un libro.

    No me importa si mis palabras llegan o no a los blancos, porque ya han demostrado en el transcurso de su historia que no son capaces de escuchar ni de ver. Sólo de leer.

    Por supuesto, hay excepciones, pero las excepciones sólo pueden comprobar la regla.

    Me preocupan mucho más los Indios Americanos, estudiantes y otros, quienes han empezado a ser absorbidos dentro del mundo blanco a través de las Universidades y otras instituciones.

    Es muy posible crecer con una cara roja y una mente blanca, y si esta es la elección personal de un individuo, …adelante!

    Esto es parte del proceso de genocidio cultural emprendido por los europeos en contra de los Indios Americanos hoy en día.

    Me preocupan mucho más todos los Indios Americanos que han elegido resistirse al genocidio pero que podrían tener dudas de cómo proceder.

    Daros cuenta que utilizo el término Indios Americanos, cuando me refiero a mi gente, en vez de Nativos Americanos, indígenas o amerindios. Siempre hubo cierta controversia sobre dichos términos, y francamente, a estas alturas, lo encuentro absurdo. Parece que Indios Americanos es considerado el único término que no tiene orígenes europeos, lo que es cierto, pero todos los demás términos si son de origen europeo. La única manera no europea de hablar es el Lakota o mas concretamente, el Oglala, Brulé, etc…Dinéh, Miccousukee y el resto de los varios cientos de lenguas tribales.

    También hay cierta confusión sobre la palabra Indio, una creencia errónea que parece referirse al país, India. Cuando Colón llegó a la playa del Caribe, no estaba buscando un país llamado India, los europeos ya habían llamado a ese país Indostan, lo podéis comprobar en los viejos mapas. Colón llamó a la gente que encontró Indio del italiano In Dio…En Dios.

    Requiere un gran esfuerzo por parte del Indio Americano no europeizarse. La fuerza para superar este esfuerzo sólo puede llegar de mano de las maneras tradicionales, de los valores tradicionales que conservan nuestros ancianos, debería de llegar del “circulo”, de las cuatro direcciones, de las relaciones. No puede llegar nunca de las palabras de uno o miles de libros. Ningún europeo podrá nunca enseñar a un Lakota como ser Lakota, o a un Hopi cómo ser Hopi ni tampoco podrá enseñar nunca ningún “master” en estudios “indios” o en educación, o en ninguna otra cosa, no podrá nunca convertir a la persona en ser humano ni proporcionar el conocimiento en las maneras tradicionales de mi gente.

    Esto solo podra conseguir el convertirte en un europeo “mental”, un intruso.

    Debo de dejar algo claro aquí, porque podría dar pie a ciertas confusiones.

    Cuando hablo de europeos o de europeos mentales, no permito falsas distinciones .

    No estoy diciendo que, por una parte tenemos los productos secundarios de unos cuantos miles de años de genocidio reaccionario: El desarrollo intelectual europeo, lo que es malo.

    Y en la otra parte tenemos algunos desarrollos intelectuales “revolucionarios”, lo que es bueno. Me refiero a las llamadas teorías del Marxismo y anarquismo, “izquierdismo” etc..

    No creo que estas teorías puedan separarse del resto de la tradición intelectual europea.

    Es simplemente la misma vieja canción.

    El proceso comienza mucho antes. Newton, por ejemplo revoluciono la física y las llamadas “ciencias naturales” reduciendo el Universo físico a una ecuación linear matemática. Descartes hizo lo mismo con la cultura. John Locke lo hizo con la política y Adam Smith lo hizo con la economía.

    Cada uno de estos “pensadores” tomó una pieza de la espiritualidad de la existencia humana y la convirtió en un código, una abstracción. Secularizaron la religión cristiana y al hacerlo hicieron a una Europa más capaz y mejor preparada para actuar como una cultura expansiva. Cada una de estas revoluciones intelectuales sirvieron para “expandir” la mentalidad europea mucho más, sirvieron para eliminar la maravillosa complejidad y espiritualidad del Universo y la remplazaron con una secuencia lógica:

    Uno, Dos , Tres…Responda!!!

    Esto es lo que ha venido a llamarse “eficiencia” en la mente europea. Cualquier cosa que sea mecánicamente perfecta, cualquier cosa que parezca funcionar al momento, prueba que el modelo mecánico es el “correcto”, incluso cuando es claramente “incorrecto”.

    Asi es como la “verdad” cambia tan rápidamente en las mentes europeas. Las respuestas que resulten de tales procesos son sólo recursos temporales que deben de ser continuamente desechados a favor de nuevos recursos, los cuales apoyan los modelos mecánicos y los mantiene vivos.

    Hegel Y Marx fueron los Newton, Descartes, Locke y Smith de sus tiempos. Hegel concluyó el proceso de secularizar la teología. Secularizo el pensamiento religioso a través del cual Europa entendía el Universo. Luego Marx utilizó la filosofía de Hegel en términos de “materialismo” lo que significa que Marx despiritualizó el trabajo de Hegel.

    Y esto es visto ahora como el futuro potencial revolucionario de Europa.

    Los europeos pueden ver esto como “revolucionario” pero los Indios Americanos lo ven simplemente como el mismo viejo conflicto europeo entre el ‘ser” y el “ganar”.

    Las raíces intelectuales de una nueva forma marxista de imperialismo europeo residen en Marx y sus seguidores, uniéndose a la tradición de Newton, Hegel y otros.

    “Ser” es una propuesta espiritual. “Ganar” es un acto material.

    Tradicionalmente los Indios Americanos han intentado siempre el “ser” mejores personas y parte de este proceso espiritual reside en compartir la riqueza y rechazarla para no “ganar” . La ganancia material es un indicador de falso estatus entre la gente tradicional mientras que esto mismo es para los europeos, la prueba de que el “sistema funciona”.

    Claramente tenemos dos puntos de vista totalmente opuestos, y el Marxismo está mucho más lejano aún del punto de vista del Indio Americano.

    Pero echemos un vistazo a las implicaciones mayores de ésto, no es simplemente un debate intelectual.

    La tradición materialista europea de despiritualizar el Universo es muy similar al proceso mental que deshumaniza a otra persona. Y quien parecer ser el mayor experto en deshumanizar a la gente? Y por qué?

    Los soldados que han vivido y visto varios combates aprenden a hacer esto al enemigo antes de atacar. Los asesinos lo hacen antes de de cometer el asesinato. Los policías lo hacen. Los líderes de las corporaciones lo hacen con sus empleados, los políticos lo hacen con cualquiera que se les ponga delante. Uno de los mandamientos cristianos dice: No mataras… al menos no a humanos, así que el punto está en convertir mentalmente a las victimas en seres no humanos. Luego podrás proclamar la violación de tu propio mandamiento como la mayor de las virtudes.

    En términos de despiritualización del Universo, el proceso mental se vuelve “virtuoso” en destruir el planeta. Términos como por ejemplo, progreso y desarrollo son usados como “tapadera” a otras acciones. La manera en que se usan las palabras Victoria y Libertad es utilizada como tapadera y para justificar masacres en el proceso de deshumanización. Por ejemplo, un especulador de terrenos puede referirse al Desarrollo de una parcela de tierra abriendo una cantera, desarrollo, significa aquí, la destrucción permanente y total de la Tierra misma.

    Pero la lógica europea ha ganado unas cuantas toneladas de “calderilla” con la cual podrán comprar mas tierra para su “desarrollo”.

    Últimamente el Universo entero está abierto _ según el punto de vista europeo_ a este tipo de locuras.

    Lo más importante, es quizás el hecho de que los europeos no sienten el sentido de pérdida en todo esto. Después de todo, sus filósofos, han despiritualizado la realidad, así que para ellos no existe la satisfacción de emocionarse simplemente en observar la maravilla de una montaña o un lago o en observar simplemente a las personas “ser”, vivir. No, porque la satisfacción para ellos se mide en términos de ganar material. Así que la montaña se convierte en “calderilla” y el lago se convierte en el liquido refrigerante de una fábrica, y las personas son acorraladas para ser “procesadas” en el molino del adoctrinamiento, o lo que los europeos llaman escuelas.

    Pero cada nueva pieza de ese progreso (ups the ante out) queda fuera de juego? Pierde la apuesta? En el mundo real.

    Pongamos como ejemplo, el combustible para hacer funcionar la maquinaria industrial. Hace poco mas de dos siglos, prácticamente todo el mundo utilizaba madera, un producto renovable y natural como combustible para las necesidades diarias de las personas, cocinar, mantenerse calientes, etc. Con la revolución industrial llegó el carbón y se convirtió en el combustible dominante, al igual que la producción se convirtió en el imperativo social para Europa. La contaminación empezó a convertirse en un problema en las ciudades, y la Tierra fue rasgada para extraer el carbón donde anteriormente la madera había sido recogida con un bajo impacto medioambiental.

    Mas tarde el petróleo se convirtió en el combustible dominante y la tecnología de producción fue perfeccionada a través de una serie de “revoluciones” científicas. La contaminación aumento dramáticamente, y todavía nadie sabe cual será a largo plazo el coste medioambiental de extraer todo ese petróleo de la Tierra.

    Ahora hay una crisis de energía y el uranio se convierte el combustible dominante.

    El capitalista desarrollará uranio como combustible sólo a un precio que les produzca una buena ganancia. Esta es su ética, y los marxistas, por otra parte, desarrollarán uranio como combustible tan rápido como sea posible, simplemente porque es la producción más eficiente de combustible.

    Hay una regla empírica que podría ser aplicada a esto. No puedes juzgar la verdadera naturaleza de la doctrina revolucionaria europea en base a los cambios que propone dentro de la estructura del poder y sociedad europeos. Sólo la puedes juzgar por los efectos que tendrá dentro de las sociedades no europeas. Porque cada revolución en la historia europea ha servido para reforzar las tendencias y habilidades europeas de exportar destrucción a otras gentes, otras culturas y al medio ambiente. Y que alguien me ponga un ejemplo de que esto no es cierto.

    Ahora, a nosotros, los Indios Americanos, nos piden creer que una “nueva doctrina revolucionaria” europea, doctrina como el marxismo, revertirá los efectos negativos de la historia europea sobre nosotros. Las relaciones de poder europeas serán ajustadas de nuevo y se supone que eso hará que las cosas sean mejores para todos nosotros.

    Pero cuál es el verdadero significado de todo esto?

    Ahora mismo, hoy en día, nosotros, los que vivimos en la reserva de Pine Ridge, estamos viviendo en lo que la sociedad blanca ha designado como “Área Nacional de Sacrificio”. Lo que esto quiere decir, es que tenemos muchos depósitos de uranio aquí, y la cultura blanca, no nosotros, necesita ese uranio como material de producción de energía. La más barata, el medio mas eficiente para la industria de extraer y de manejar todo el proceso, es tirando la basura residual aquí mismo en las excavaciones. Esta basura es radioactiva y dejará la región inhabitable para siempre. Pero esto, es considerado por la industria y la sociedad blanca que ha creado esta industria, un precio “aceptable” a pagar por el desarrollo de energía. Además, también planean el extraer el agua en esta zona de South Dakota, como parte del proceso industrial. Con esto la región se convertirá incluso más inhabitable.

  11. Toda la “leyenda negra” sobre nuestro pasado está colgada en la RED.

    Este escrito que le he puesto es de la vew “El clan del lobo”.

    Lea, discierna y sea cauta.

  12. Ay, mi don Anfi, le van a condenar los monárquicos puristas: no es Leticia, es S.A.R. Doña Letizia, con Z, igual que la cuitadiña fallecida era Érika, esdrújula, no fueran a confundirla con una vulgar Erica. Y no es Leticia Rocasolano. Bueno se va a poner el insigne suegro, Ortiz father. La Rocasolano es la ilustrísima -¿o es excelentísima?- doña Paloma, incansable luchadora sindical y nada propensa a protagonismos como tenemos más que visto.

    Lo de las encuestas es un espejo del callejón de Gato donde el pueblo expañol se refleja. De treintañeros para abajo pregunte, pregunte, quién fue Viriato, dónde desemboca el Sil, cual es la fórmula de la sal común y cosas así. Luego pregunte por los personajes de las Stars War, con las que Unedisa piensa forrarse cual buhonera despendolada y se los recitarán al dedillo.

    Una servidora las pocas veces que fue enseñante de mayorcitos y mayorcitas se esforzaba en hacerles compredner que por mucha democracia que disfrutáramos, había cosas que jamás podrían votarse, ni mucho menos en referendum, al sí o al no: la ley de la gravedad, los huesos del carpo, los movimientos de los planetas y esas cositas. Luego me maravillaba del grado de ceporrez que se estaba instalando en la enseñanza. Cuánto más consolador y gratificante era enseñar las primerísimas letras y conseguir una mediana lectura comprensiva en un par de cursos.

    Si para subir al podio las maravillas universales o personajes punteros recurrimos a la votación o a las encuestas (lagarto, lagarto), me veo a Coto Matamoros por encima de Demóstenes y al guionista(s) de Arrayán haciéndole una higa a don Pedro Calderón de la Barca. Nos ha merengao.

    [A mi don Abate (JMoreno) Marchena: He leído despaciosa, cautelosa y discerniente sus aportaciones de esta mañana y las que me preceden ahí arriba. Hay un gran autofraude mental -seguro que involuntario- de casi todo el que se acerca a la historia, que es pensar en nuestro siglo e intentar ‘traducir’ a nuestro pensamiento y a nuestro lenguaje el pensamiento -que la jerga es más fácil- de épocas remotas.

    Los europeos no somos culpables de haber mantenido la llama que nos legaron desde hace 30 siglos Egipto, Grecia, Cartago, Roma, Al-Andalus y Bizancio, las dos orillas del Mare Nostrum, como un cante de ida y vuelta, para luego llegar a Newton, a Descartes, a Locke, a Adam Smith y a los tan venerados mi don Hegel y mi don Karl, aunque una siga prefiriendo a mi don Groucho.

    En el s. XV, para no remontarme más que hasta el listón que Vd. pone, los exploradores, los viajeros, los aventureros iban primero a llenar la bolsa, a obtener el máximo de riqueza y nada de zarandajas de glorificar a su rey o a su imperio, ni a llevar la palabra de Dios para que se salvara aquella parte de la humanidad que no tenía noticias de esa deidad. Si para ello tenían que esclavizar, matar, violar para satisfacer sus instintos, pues qué quiere que le diga. La moral era algo para ricos, no para porqueros ignorantes y hambrientos de todo. Lo hicieron los presidiarios ingleses de los que procedían Jefferson, Madison, Franklin o Abraham Lincoln, como antes lo habían hecho Cortés, Cabeza de Vaca o Pizarro.

    Pero me debe la explicación, mejor la rectificación, del adjetivo que le aplicó a Fernando Savater. Este hombre no será ningún santo pero sí un héroe. No merece su desprecio. Espero me responda).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.