Como aquí procuramos no usar más que una vara a la hora de medir, hemos de señalar hoy la incongruencia que supone la crítica del presidente del PP andaluz a la Presidenta de la Junta y a su socio para todo, Ciudadanos, por excusar el tirón de manta en el penoso “caso Faffe” excusándose en el argumento de la espera del fallo judicial. ¿Acaso no hace lo mismo el PP cuando enmudece ante el escándalo de su concejal de Utrera alegando que aguarda a que se pronuncien los Tribunales? “Suum quique tribuere”, decía Ulpiano: dar a cada uno lo suyo, ni más ni menos. No parece que los partidos estén hoy por la labor de someterse a esa antigua regla de equidad, ni por la izquierda ni por la derecha. Y lo peor es que me temo que por el Centro tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.