Quizá no se le haya reconocido a los amagos de pacto regional entre el PP y el PSOE para salvar los próximos Presupuesto que vienen deslizándose desde el mes pasado. Moreno y Espadas anuncian la posibilidad de un acuerdo bipartidista que, ciertamente, contribuiría no poco a centrar una política autonómica amenazada por los extremismos. Más o menos como en Alemania, se insinúa una colaboración, incluso de largo alcance, para salir del profundo bache. ¿Será posible, al fin, o acabará por imponerse la ciega obsesión del ultrapartidismo? No debería olvidarse que, durante casi medio siglo, la opinión pública andaluza ha girado siempre en torno a un ideal centrista. Aparcar la novedad de esa concordia sería un error que habrían de pagar los dos grandes partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.