El nuevo alcalde de Valverde parece empeñado en resaltar su perfil de pánfilo irascible pero poco dispuesto a ejercer de verdad su cargo. ¿Será que se limita a recibir órdenes de su antecesor? Puede, pero con el decretazo que, a pesar de su probada incompetencia general, acumula en el tránsfuga Donaire, entre otras áreas, las de Urbanismo y Hacienda, queda claro que el verdadero alcalde será este tránsfuga de IU mientras que Domínguez será un mero cristobita. El cáncer de estos políticos aficionados e ignorantes es una ruina para todos menos para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.