Un poder andaluz

No le falta razón a la presidenta Díaz cuando pide a los partidos de la Oposición andaluza formar un frente unido a la hora de negociar la financiación autonómica. Ni en decantarse por la igualdad territorial a ultranza contra lo que, al parecer, pretende el tacticismo personalista de Sánchez e Iceta, porque no es cierto el apotegma de Chaves de que “lo que es bueno para Cataluña es bueno para Andalucía”, qué va, e incluso puede ser todo lo contrario. En el fondo lo que se ventila en este pulso es el modelo territorial de nuestro Estado autonómico, o sea, ni más ni menos que la viabilidad de nuestro régimen constitucional. Sería miope por parte de los partidos no apoyar a Díaz en este negocio como lo fue siempre en política anteponer la táctica a la estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.