El emperre del presidente Chaves en amordazar a El Mundo utilizando la vía judicial está resultando un pésimo negocio para el puntilloso prócer, que no sólo ha debido encajar la cuidadosa sentencia del juez natural que desestima su pretensión, sino que ahora se ve expuesto en la picota virtual de Internet a la vergüenza pública, nada menos que por mano de dos prestigiosos organismos internacionales que velan por la libertad de prensa y el derecho de los ciudadanos a estar informados. En la web del Comité Mundial para la Libertad de Prensa (www.wpfc.org), que ya se había pronunciado contra el caso,  puede leerse, en efecto, la carta de estímulo dirigida al Juez por ese alto organismo. Y en la de Intercambio Internacional para la Libertad de Expresión (www.ifex.org) está colgada la alerta contra la acción de Chaves junto a otras referidas a Azerbeiján, Turquía o Uzbekistán, entre otros ‘paraísos democráticos’. Un pésimo negocio, ya digo, para alguien tan celoso de las cosas de su honrilla pero, sobre todo, para la imagen de una Andalucía puesta en lamentable evidencia.

1 Comentario

  1. Hay autoestimas que carecen de sentido. Si Chaves de verdad se sintiera celoso de su honor tendría que precipitarse y hacer lo que fuera por quitarse de encima y quitarlea Andalucía esta vergüenza de verse expuesto en estas picotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.