Raro Estatuto para Andalucía el aprobado en el Congreso por unanimidad, cuando los andalucistas se encierran simbólicamente para celebrarlo en el Parlamento por considerarlo “claramente inferior” al arrancado por Cataluña, y cuando el presidente de Extremadura –cuña de la misma madera partidista—anuncia que lo recurrirá ante el Tribunal Constitucional por incluir la arbitraria reivindicación de una cuenca, como la del Guadalquivir, que comparte territorialmente con otras comunidades, y por declarar exclusivas y reservadas las competencias sobre el arte flamenco, tontería verdaderamente sin parangón en nuestra historia estatutaria, con ser ésta procelosa y rica en dislates. La comedia, en todo caso, ha echado ya el telón, y es poco probable que los “reventadores” puedan con la “claque” por muy buenas razones que tengan para patear la obra de nuestros padres conscriptos. Se ha aceptado –por unanimidad, insisto—un papel segundón para nuestra región. Va listo quien pretenda que los cómicos repitan enmendada la función. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.