Tremendas las estadísticas de la Guardia Civil sobre los delitos perpetrados en 2007. Grave aumento de los delitos contra la libertad sexual, preocupante disparo de los de violencia doméstica o malos tratos en el ámbito familiar, grave incremento de los relativos al tráfico de drogas. Como informaba ayer El Mundo Huelva Noticias, “fue un año negro” para Huelva y su provincia, en el que proliferaron homicidios y asesinatos, hurtos y robos con violencia e intimidación, delitos contra el patrimonio. Algo falla, pues, en la convivencia, algo no va tan bien como quiere el optimismo oficialista y, en todo, caso, falla gravemente la prevención de la delincuencia en base, sobre todo, a la falta de medios humanos y materiales. El Gobierno y sus delegatas deben una explicación pero resulta evidente que , más que nada, deben una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.