Sepan cuántos vieren y leyeren la inconcebible propuesta de igualar en derechos a hombres y simios ha sido extravagancia casi exclusiva de un diputado andaluz, un aventurero de color “verde PSOE” que se gana la vida, el hombre, arañando unos votos aquí y allá para revendérselos luego al Gran Hermano: Francisco Garrido. Uno espera que un diputado de la región más pobre de España dedique sus esfuerzos antes que nada a bregar por las criaturas humanas que lo han elegido e incluso por las que no, pero nunca a causas tan desopilantes como ésta que tiene España en un ¡ay! o muerta de risa.
Claro que la culpa no la tiene el diputado raso sino el partido que lo respalda a cambio de un voto y un toque “verde” sobre el rojo/violeta y a veces amarillo a que nos tiene acostumbrados. Proponiendo la igualdad entre hombres y simios, el diputado Garrido ha hecho un ridículo colosal y el PSOE también. Los electores andaluces deben tomar nota y ver con claridad para qué se utilizan sus votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.