Ni una palabra ha dicho en su abono el candidato cafre del PSOE jiennense que opinó en un mitin que su rival, el candidato del PP, era “para matarlo a hostias”. Ni una palabra ha salido tampoco de su partido que debería ser el más interesado en sacar de su organización a un sujeto semejante que cuadraría más en una bronca tabernaria que en cualquier política. Lo que prueba la doblez de tantas declaraciones de “juego limpio” como se hacen cada día durante la campaña pero, sobre todo, demuestra que la decencia pública y el decoro electoral importan menos que nada a algunos de esos partidos. Ni ese Manuel López ni la candidata que ve esa frase bajuna “sacada de contexto” merecen el respeto que a todo aspirante electoral se le debe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.