Último acto

Encara su último acto la tragicomedia de los ERE con el ex–presidente Chaves como protagonista. Todo el daño que se le podía hacer a Andalucía, ya está prácticamente hecho con esa imagen que tanto ha durado en portada: el banquillo de la jerarquía. Toda prudencia será poca, en todo caso, durante esa recta final de un plenario tan desconcertante como previsible, tras el que nada volverá a ser igual en nuestro horizonte político, tanto si, al final, las sentencias son severas como si resultan catonianas. El disparate no ha sido sino el resultado fatal de un “régimen”, una larga autarquía de hecho frente a la que nunca hubo una Oposición como la gente. Quizá hemos perdido, entre unos y otros, el penúltimo tren de la historia. Lo suyo, a pesar de los pesares, sería esperar al siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.