El secretario regional de la UGT ha descrito como “una situación absolutamente dantesca” lo que ocurre en las obras andaluzas: 120 trabajadores muertos en accidente sólo en lo que va de año. Pero Pastrana deja claro que la culpa no es de los “agentes sociales” que codisfrutan la “concertación social”, sino de los Inspectores de Trabajo que, a pesar del aumento de sus efectivos, siguen “sin hacer cumplir la legislación”. El resto, de perlas: las medidas adoptadas por la Junta y los sindicatos “está funcionando” (¡pues menos mal!) y son superiores a las del resto de Europa (que ya será menos), el empleo ha crecido una barbaridad y lo que falta, en definitiva, es “un mayor compromiso de los jueces” para evitar la impunidad de los infractores. ¡Que llamen al maestro armero! De lo que no hay noticias es de un solo accidente entre la bienpagada burocracia sindical.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.