Los sindicatos con representación en el Ayuntamiento de la capital, es decir, CCOO, CSI-CSIF y STAH, están que trinan con la UGT por haberse saltado a la torera, al parecer, todas las bardas y formado por su cuenta y riesgo una junta de personal,. Que no tiene más valor que el que ella quiera darle, por supuesto, pero que, por si acaso, sus rivales van a llevar ante la Justicia para ver cómo se come ese raro menú. Tras ello está, sin duda, el control de la Policía Municipal que UGT pretende consolidar y, por supuesto, el manejo de los hilos en los procedimientos de recluta de nuevos policías por parte del consistorio. Pero de ser la cosa como la cuentan aquellos rivales, la verdad es que UGT –en especial tras el papelón que está haciendo en Diputación—parece que pierde el rumbo y navega un poco a la deriva entre los sargazos de la dependencia partidista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.