La decisión de la Fiscalía del TSJA de ordenar a la policía que investigue la posible responsabilidad penal en el manejo impropio de fondos destinados al desempleo para pagar la propaganda política del sindicato, pone a UGT contra las tablas en la medida en ya no valdrá el recurso de la negada por respuesta sino que sus responsables van a tener que explicar uno a uno los documentos publicados y en los que se aprecia, negro sobre blanco, la ilegalidad de esa gestión. No vale seguir negando la mayor y, escudados en su privacidad, ocultar los documentos probatorios de presuntos delitos, porque la pelota ya no está en la “caverna derechista” sino manos del Alto Tribunal. Que enseñan los documentos y los expliquen, porque con tratar de eliminar al mensajero no se prueba ninguna inocencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.