Una multitud apretada en la Casa Colón para asistir a la “Charla en El Mundo” de María San Gil: silencio absoluto por parte de Canal Sur. Una audiencia medianilla para escuchar a un personaje, curioso todo lo más, de la órbita del partido en el poder: ahí estaba Canal Sur para dar cuenta puntual del acto. La tele que pagamos entre todos –una de las más caras del mundo—es un simple instrumento de partido que actúa al dictado del partido en beneficio de los intereses del partido, con absoluto desprecio de la ética elemental que la obligaría a informar por igual a todos los ciudadanos sin tener en cuenta lo que interesa al PSOE o lo que le perjudica. Tras sus actuaciones en Gibraleón –en contra incluso de su directora, que fue expresamente desautorizada—o en el atraco de Punta Umbría, esta miseria diaria de la discriminación y el uso partidista del medio público, que deja en claro la condición subordinada, servil incluso, de Canal Sur. Los onubenses sabrán por esa tv exclusivamente lo que al PSOE interese, ignorarán cuanto le perjudique. Después de todo, nadie los obliga a sintonizar esa “voz de su amo” ni les impide cambiar de canal. 

1 Comentario

  1. 09:47
    Disculpen que vuelva atrás para decir que ayer eché en falta algún comentario relacionado con elm fondo de la cuestión, que en mi concepto noes otra que el tema del creacionismo. Esa constante metafórica de que hablaba jagm no es más que la fórmula empleada por los creacionistas en todas las épocas. ¡Es tan difícil explicar la Creación! ¡Pero es tan extremadamente difícil explicar el evolución, desde la molécula endergónica hasta el ser más sofisticado! Tras el pez peatón hay, eomo dice gm, una larga marcha vital. Pero vean que, vayamos por el camino que se nos antoje, finalmente desmebocamos en la encrucijada del misterio: ¿Quién, por qué, cómo fue creado el mundo y apareció la Vida? El pez peatón fporma parte de un capóitulo muy avanzado en ese libro de la vida de que hablan los autores. GM plantea entre líneas este problema profundo que ayer se nos escapó un poco a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.