Huelva, digan lo que digan, ha salido del Congreso del PSOE-A, igual que entró en él, ni mejor, ni pero, ni todo lo contrario. Las cuotas han funcionado, eso es todo. Y han distinguido a la organización provincial con la Presidencia del partido, órgano por tradición pasivo di no decorativo, al que Petronila Guerrero dice que tratará de encontrarle un contenido político, el que no tuvo con ninguno de sus predecesores en el cargo. Prueba del 9: a ver cuántos Presidentes del PSOE anteriores recuerda el lector, incluyendo a los considerados en algún momento pesos pesados del partido. Un presidente en el PSOE ha sido siempre un florón y, en el mejor de los casos, un jarrón chino. Vacío se sobreentiende. Lleno se llama Secretario General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.