En un desesperado intento de confundir a la opinión para salvar el nuevo “caso Chaves”, alcaldes onubenses del PSOE han dicho muy ofendidos que no sólo apoyan la subvención gestionada por la hija de Chaves sino que estiman que debería de haber sido el doble. Bien, ¿y quién discute eso? Toda la ayuda que se preste a esa zona tantos años abandonada por la propia Junta estará justificada, pero lo que se discute no es esa necesidad sino el hecho nepótico indudable de que una hija del Presidente actúe como “conseguidota” de subvenciones ante la Administración de su padre. Trampas, las precisas, alcaldes, que nadie ha regateado ayuda a la mina en cuestión ni a esa comarca deprimida sobre la ustedes mismos han guardado tan disciplinado silencio hasta ahora.

1 Comentario

  1. He oído decir que esa empresa, que ha recibido más de diez millones de euros, ha facturado el año pasado seis mil euros. ¿Es cierto eso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.