Una vez más, el eco de la tragedia inmigrantes: veintiún muertos en la costa andaluza, frente a Barbate. Con ellos se cuentan ya, en lo que va de año, más de mil víctimas, el doble que en el mismo periodo del año anterior. El suma y sigue va ya por más de treinta mil, pero las ONGs avisan sobre la realidad de lo que llaman “naufragios invisibles”, otras oscuras tragedias de las que ni tenemos noticia, a pesar del incremento de operaciones de salvamento registrado. Todo el mundo se rasga las vestiduras pero que si quieres arroz: al fin y al cabo, se trata de “ellos”, de los “otros” no de los “nuestros”. Y las mafias lo saben. La inmensa fosa colectiva, en consecuencia, sigue abierta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.