Se ha recuperado en pocos años la fiesta del patrón San Sebastián, expresión de una Huelva seguramente lejana pero fundamental, de una capital todavía en embrión pero repleta ya en su identidad y en sus tradiciones. Como se va a recuperar el Parque Moret –escenario de tanta vida y de tanta muerte, síntesis de vida—en una historia local que apuesta por la paz con decisión el mismo día en que, hace más de ochenta años, se inaugurara ese espacio simbólico. Huelva viaja embalada hacia delante y hacia atrás, avanza con prisa hacia el futuro sin perder de vista sus orígenes, adapta a los tiempos este territorio humano cuyos nebulosos y míticos orígenes hacen retroceder los sabios continuamente. Y no es mala fecha la del patrón para ponerlo de relieve, como se va a hacer, tras tanto tiempo perdido y tanta discusión inútil. El Patrón y el Parque, una asignatura tanto tiempo perdida, otra tantos años pendiente, cierran hoy otro tramo del círculo continuo de esta historia en crecimiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.