El colmo: el PSOE onubense coloca a los suyos incluso donde no hay puesto de trabajo, si hemos de creer la circunstanciada denuncia de IU sobre el “traje a la medida” que le ha hecho el Ayuntamiento de Cumbres de San Bartolomé a su concejal de Cultura para emplearla como “auxiliar de biblioteca” a pesar de que en el pueblo no existe biblioteca alguna. ¡Empleos sin puestos! Lástima que esta tropa, que podría acabar con el paro en un pis pas con solo proponérselo, no aplique su fórmula mágica más que dentro de casa y a sus propios clientes. Por lo demás, no es descabellado preguntarse qué responsabilidad puede haber en decisiones semejantes si se demuestra que, más allá de la anécdota, constituyen auténticos fraudes de ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.