Atacan a este varilarguero sin escatimar insultos desde el editorial del “Odiel”, el viejo periódico de FET y de las JONS. ¡Bah, como si oyéramos llover! Hay quien conserva articulillos (por llamarle de alguna manera) firmado por su responsable y a fe que los hay estupendos, como uno titulado “Chanel” u otro en que pinta con su brocha gorda la antigua sede del PSOE, que por aquel entonces aún no lo protegía sino –me consta– todo lo contrario. Pero uno, la verdad, no los publicaría ni a tiros, porque hay “órganos” que se cualifican solos y organistas que tienen que soplar –¡a ver, las criaturitas!– en el pito que les toca en suerte, aunque sólo sea porque han de comer un par de veces al día. Si esa criatura ha de adular a Parralo a pesar de la evidencia del “enchufazo” (el archivo judicial no quita ni pone administrativa y políticamente hablando, hombre de Dios), pues que lo haga y en paz. Dejemos que respire por la herida. Y que envidie, si eso le place, aunque sea a este picador. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.