Chaves lo tiene claro: todos contra el PP. Como ya acordaran los extremistas en el “pacto del Tinell”, como luego ha suscrito –¡ante notario!– el nacionalismo cerril, como el PSOE, en definitiva, viene practicando durante toda la legislatura. No cree el PSOE que la democracia se garantiza mejor asentándose con firmeza sobre la alternancia, sino blindando la hegemonía propia sin límites ni condiciones. Cualquiera vale contra el PP, sin mirarle el carné ni, llegado, el caso, los antecedentes penales. Se ve que la mera hipótesis de un futuro nuevamente abierto a las coaliciones, que liberara al PP de la necesidad de la mayoría absoluta para gobernar, ha alarmado a quienes piensan como Chaves, ese moderado intransigente, ese dialogante drástico, ese demócrata que quiere hoy excluir al PP como en su día quiso dejar fuera del sistema al PC. ¡Todos contra el PP! ¡Media España contra la otra media! Si Aznar llega a decir bien lo que dijo mal en Calatayud, hubiera llevado razón. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.