A medida que las denostadas encuestas insisten en la debacle electoral del PSOE crece el número de mutantes que acepta el hecho hasta ahora negado y hasta el de profetas del pasado que empiezan a ver claro el cambio que parece que viene. El pronóstico es cosa vana si no se compensa con la realidad, y es probablemente esa realidad aplastante la que está propiciando el cambio descrito. Que esto va rematadamente mal no hay ya quien lo niegue, y ésa es la mejor baza para los que vienen apretando el paso tras estos instalados que se están demostrando incapaces de cualquier reacción valiosa. Todo llega en esta vida, no hay nada permanente sin término. Hasta los tópicos tienen su fecha de caducidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.