El problema de la vuelta al cole esta trasluciendo, una vez más, la miseria política de una Oposición desconcertada convertida en perro tobillero para acosar al “Gobierno del cambio”. “A Juanma Moreno le da igual todo”: he ahí la sustanciosa aportación de la descolorida ex-presidenta Díaz a una cuestión capital que bien merecería la colaboración de todos. Es cierto que la perspectiva del nuevo curso escolar es poco halagüeña y que las dificultades que se le oponen son tan severas como imprevisibles las circunstancias, pero precisamente por esa razón resulta tan arrastrado anteponer en este asunto la pugna partidista al interés general. Tras un curso fallido como el pasado, otro fiasco en el próximo sería, ciertamente, un golpe de gracia a nuestro maltratado sistema educativo. Y por lo visto, a la Oposición le da igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.