Los miembros del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) han solicitado amparo al Parlamento autonómico por sentirse ultrajados por la actitud de su presidente que, hasta antier, era uno de ellos. El problema es que, hagan lo que hagan, en esta situación parece que el tiro le ha salido por la culata a los ideólogos de las “cuotas”, puesto que ese organismo censor, hasta ahora tan considerado con los ‘medios’ oficiales o afines al Poder, ha quedado en situación de actuar libremente y, en consecuencia, de hacer todo lo contrario que pretendía la mayoría sociata que lo inventó copiándolo de Cataluña, a saber, funcionar como un permanente legitimador de la “opinión oficial” que esos ‘medios’ vienen reflejando por sistema. Valga que ese Presidente se haya caído súbitamente del caballo en el camino de su particular Damasco, pero el problema que le ha creado a la Presidencia es morrocotudo. Podríamos ver a Canal Sur en la picota, por poner un soplo ejemplo, durante dos años y medio. Es de celebrar que el truco de las “cuotas” falle por una vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.