Las aventuras de “Tintin´´ fueron escritas en la juventud de mi padre pero hace más de treinta años acabaron en la habitación de mi hija tras haber pasado por la mía. Si hablo por mí, he de decir que, entre tanto “Guerrero del Antifaz”, tanto “Roberto Alcázar” y tanto “Cachorro” como sostuvieron mi imaginación, las viñetas de “Tintin´´ con su inseparable perrillo y su amigo chino me hicieron comprender pronto que había otras emociones aparcadas al margen del entusiasmo nacionalista, que era lo que se gastaba por entonces. Había que ser muy superficial para no percibir en aquellas aventuras, no solamente cierto personalísimo sentido de la universalidad, sino un proyecto cultural palpable que declaraba a la legua que –como con los años hemos acabado sabiendo– la China retratada por el héroe no era un invento ni el Congo revisitado una escena imaginaria, sino estudiados trasuntos de una realidad bien documentada y mejor conocida. Traigo a colación el tema porque, tras la intensa polémica ocurrida en los EEUU, Francia, Inglaterra o en la propia Bélgica, su patria, en Jerusalén acaba de celebrarse un congreso por todo lo alto dedicado –¡con la que está cayendo por aquellos lares!– a la grave cuestión de dilucidar la ideología del gran Hergé, su difunto autor, sospechoso hoy de colonialista e incluso de xenófobo como ya en su día, tras la liberación de París, lo fuera de colaboracionista con los nazis a juicio de algunos censores “aliados”. No se habla apenas, curiosamente, de “Tintin y los Soviets” ni de las impagables aventuras de esa pandilla en el Tibet, sino del famoso viaje al Congo en el que la erística que no nos deja vivir parece ser que ve ahora actitudes racistas en las bromas y veras que en él se gastan sobre la inteligencia de los blancos y la lamentable limitación de una negritud que no lo tendría fácil en el tebeo para sumar dos más dos. No hay nada que hacer: “Tintin´´ está bajo sospecha y bueno está el horno fundamentalista para pedirle cordura o, cuando menos, sentido de la circunstancialidad.
                                                                xxxxx
No es que me chupe el dedo al extremo de no ver en la historieta de Hergé y sus personajes un eco reconocible de leopoldismo, ni de que se me escape que en la cosmovisión tintiniana subyace un sentido de la superioridad blanco-europea (a punto he estado de decir aria, y a ver por qué no, dado el contexto) en la que campea la famosa idea de que el negrito es irremediablemente indolente, pero, coño, ya me dirán que importancia puede tener eso comparado con lo que entre todos hemos acabado por perdonarle a los Paul Morand,  Céline, Drieu de la Rochelle  o Bernanos. En España, Jordi Pujol dijo públicamente por referencia a los andaluces que debían buscarse la vida en la próspera y protegida Cataluña, que cada pueblo tenía la suerte que merecía, y eso no es nada para lo que sus émulos han dicho o perpetrado luego imbuidos de un extravagante sentido de su superioridad regional. Fíjense: el pobre Hergé no tuvo inconveniente en eliminar de sus comics ciertos pasajes dudosos, a pesar de lo cual un estudiante congoleño, Mobutu-Mondondo, por poco logra hace poco retirar sus obras del mercado aunque, ciertamente, con el resultado de multiplicar sus ventas entre los curiosos y los cabreados. A mí este pleito de “Tintin´´ me inquieta en la medida en que creo que no es un hecho aislado ni casual sino que concierne al generalizado maximalismo que gustosamente censuraría el “Cantar de los Cantares” por lo que pueda tener de deliquio machista o el “Mío Cid” por su consustancial cercanía al santiaguismo medieval. Este mundo empieza a resultar incómodo a fuerza de inquisiciones aunque, al menos entre nosotros, aún no se le haya metido mano a nuestro enmascarado “Guerrero´´ ni tenido en cuenta su memorable saña antiislamista. Vamos a dejarlo, no sea que alguien se ponga manos a la obra, porque de menos vive hoy en España una legión de cuentistas.

17 Comentarios

  1. 11:13
    “Vamos a dejarlo, no sea que alguien se ponga manos a la obra,”. No le quepa la menor duda.

    Estamos en un campeonato de fundamentalismo buenista y uno a uno irán cayendo todos los comics, los clásicos, los conquistadores y hasta el viejo TBO. Quizás se salve el “botones Sacarino”…

    Sin ir más lejos, o más bien mucho más lejos, con el Antiguo Testamento en la mano se podría acusar al mismísimo Dios de racista, xenófobo y genocida.

  2. Desde luego, don Jose Antonio tiene mil veces razón, con mesura , cultura y generosidad , como acostumbra y el remate aquí del Señor Griyo, aunque católica , me parece exacto.

    Con respecto a la lectura de los comics a mi me pasó lo contrario: con Pedrito Alcazar entendí que uno podía sentirse orgulloso de su tierra, y de su Historia, porque, desde luego, en Francia ese sentimiento no se transparentaba.

    Es ridículo tratar de enjuiciar la historia pasada con la mentalidad de hoy día: si nos empeñamos en eso todos nuestros antepasados serán dignos de censura, de repudio cuando no de condena radical. ¿Y qué ganamos con eso?
    Como es posible que no acuda a esta columna hasta el año próximo, les deseo a todos una feliz Navidad, y un año nuevo mejor que el pasado.

    Besos a todos
    Marta

  3. 13:20
    Muchos besos, doña Sicar. Yo también le deseo lo mejor para TODO el año, a Vd. y a todos los blogueros y digo a TODOS incluidos hasta los miserables reventadores que nos visitan. Muá.

  4. Tintín, como el Guerrero, como el Capitán Trueno, el Jabato, el Coyote, doña Urraca, Rompetechos, el doctor Franz de Copenhague, Carpanta… todos caerían hoy en la irremisible incorrección política vistos con la óptica hodierna. Como bien apunta el Jefe, ya puestos, nos cepillamos también desde Homero al Arcipreste, desde la Chanson de Roland al 98 en pleno.

    Y es que “…de menos vive hoy en España una legión de cuentistas…” como bien deja claro nuestro Anfitrión. Como si los Arana, Pi y Margall –para una servidora, tan ignoranta, con sus teorías federalistas no fuera uno de los auténticos pilares del catalanismo moderno, sin pamplinas de el Pilós o de Fernando de Catalunya y V de Aragón-, Castelao o cualquier otro padre de patrias pigmeas hubieran sido progresistos de agua dulce, modélicos antirracistas o feministos despendolados.

    Voy a poner el cogote, vengan collejas. El Maestro alude a la frase ajena de “…la famosa idea de que el negrito es irremediablemente indolente…” Hay una duda ontológica en medicina sobre si la conocida pereza, huy perdón, desapego al trabajo reglado, continuado y diario, de la raza gitana -¿ o no es una raza?- se debe a un trastorno genético de la secreción de las glándulas suprarrenales. También le he leído a señora prudente, cultísima, reflexiva y cualquier otra cosa menos carca, que el atraso del continente africano en general se debe a que la casi la totalidad de la carga de trabajo recae en la mujer, mientras los hombres acuclillados charlan despreocupados, fuman y ríen durante larguísimas horas y al volver, como mejor distracción no tienen otra que ensartar con sus enormes p… negras a esas esclavas de facto que llegan rendidas al lecho.

    A mi entrañable doña Sicard, que predice su ausencia temporal, le deseo que su Niño Dios, cuyo nacimiento celebra, la colme de venturas y armonía durante estas fechas y en el año venidero. Y en los ochenta siguientes.

  5. Sosegaos, centurión, calma y buenas maneras que ni doña Icaria ni el tema, tan divertido e inteligente, merecen otra cosa. Es verdad lo que dicen ustedes del fundamentalismo, aunque yo, dadas las circunstancias, no sea acaso el más indicado para protestar por esos extremos. Es necesario insistir ante la opinión en que estamos (están) sometiéndola a dudosos procesos ideológicos por lo general en claves integristas. Después de todo, el tiempo puede acabar dándole la razón o partte de razón al papa cuando se queja y teme tanto al relativismo imperante, al todo vale, al todo-es-igual que se va superponiendo a nuestros esquemas morales.Tintín tenía cosasxenófobas, sin duda, como los tebeos españoles de lapostguerra las tenían fascistoides o fascistas del todo (también las tenía algunos obispos, nostra culpa, otra vez). Y ja lleva razón en que lo bueno sería proponer unalectura libre, desprejuiciada, en la que ante todo y sobre todo contara la historia, el mundo y el personaje en general, no disecado en partes.

  6. Poca parroquia para tan gracioso sermón, la verdad es que no encuentro razón que explique estos síncopes de nuyestro casino. El asunto, bien planteado, la moraleja, justa yrazonable. A ver qué más se le puede pedir a alguien que mañana por la mañana parece ser que conocerá la sentencia en el caso promovido por Chaves contra el periódico El Mundo. Que haya suerte. Quiero decir, que haya Justicia.

  7. Aquellos tebeos tenían mucha Historia dentro porque las dictaduras, como el franquismo, manipulan el pasado pero le tienen un respeto. Que aquella Edad Media del Guerrero era bastante inverosímil además de racista (xenófoba no lo diréto mientras siga diciendo “reconquista”) es evidente. Pero la literatura infantil es siempre pedagógica y lapedagogía respinde siempre al plan del Poder. Otra cosa es que funcione ese Plan.

  8. Sugiero a ja que insista en estos temas, que comente otras colecciones, es decir, otros “arquetipos” propuestos a nuestra generación por la propaganda dela dictadura. Alfin y al cabo lo que ahora van a enseñar (según El Mundo) los profes improvisados de Ciudadanía y no sé cuánto no deja de ser otra batalla con otros Guerreros, otros Hombres de Piedra, otros Robertos Alcázar y, por supuesto, otros Mortadelos.

  9. Icaria, cursi, Grillo/grullo, ramplón, el cura un santurrón entre dos aguas, los jueces unos despechados, seguro.Vaya compañía que se ha buscado para meterse con la izquierad real, la única que es posible, oh, gran soñador…

  10. Estaremos atentos mañana a lo que dictamine el Juez. Le han endosado una patata ardiente a ese buen hombre. Veremos con qué entereza aguanta la broma y la rebota por donde vino.

  11. ¿Se imaginan a “Tintin en el Juzgado”, investigando el robo del v¡deo? Yo creo que al anfitrión le ha gastado una broma el subconsciente.

  12. No sé bien de qué se trata, pero suerte en ese proceso. No sé de que se trata pero si sé quien sos vos y, por tanto, los amigos de vos. Gracias a todos por su interés por esta ciclotímica. Besazos mil.

  13. Ah, nuestra infancia, el paraíso perdido, nuestros héroes. Habría que cortarles las manos a los malos que enturbian eas edad de la inocencia para modearnos a su gusto e interés.
    En cuanto a la polémica, ¿vamos a extrañarnos ahora de que haya moros en la costa?

  14. La lectura de las azañas de Guerrero del Antifaz fué la iniciación de mi capacidad para fantasear en la vida.

    Al igual que los Ejercicios Espirituales lo fueron para tener la introspección necesaria para la formación de mi interior existencial y cultural.

    Lo empírico, el conocimiento de las diversas visiones de la realidad, me han ayudado a mi presente escéptico, materialista, vitalista y ecléctico.

    Doña Icaria, huya de los dogmatismos y no haga caso del entorno de algunos blogueros: No está hecha la miel para la boca del asno.

  15. Nadie se ha acordado de Asterix y Obelix, y de los geniales Goscinny y Uderzo. Y de un aspecto fundamental de los tebeos: que creaban el hábito de la lectura en los niños, y desarrollaban por imitación de los dibujos el sentido plástico.

    Hoy se trata de potenciar (o justificar) la imagen y el uso de los entretenimientos informaticos diciendo que los chavales desarrollan sus capacidades porque son capaces de matar veintisiete marcianos por segundo en su consola, o porque los mayores -ultimo invento- se entrenan para que su cerebro tenga una edad joven (hay un fuerte mensaje subliminal en los anuncios, cuando la maquinita le dice a un cuarentón-cuarentona que su cerebro tiene una edad de 24 años).

    Dudo que exista superioridad en esas supuestas habilidades adquiridas por el medio informático (desinformático, podría decirse mas exactamente) si la capacidad del adolescente a la hora de expresarse en forma hablada o escrita es deficiente.

    ************************************************************
    A Clara

    Certera, afilada y breve intervención.

    A Estuario

    Genial la ocurrencia de “Tintin en el Juzgado”

Responder a Pangloss Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.