El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena que pesaba sobre el ex–alcalde de Camas u otros tres implicados más en un caso de cohecho ocurrido en 2005, cuando se dice que intentaron comprar a una concejal de IU. Pues muy bien, que cada palo aguante su vela, pero ¿no les parece que ocho años son muchos años a la hora de impartir Justicia? La Justicia tardía no es Justicia, sostuvo el romano, y seguro que la mayoría de los ciudadanos corrobora hoy. Nuestra democracia quiebra estentóreamente en estos retrasos agotadores que llegan a quitar sentido y utilidad a las decisiones judiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.