IU no va a imponer en el Parlamento una comisión para investigar los ERE fraudulentos y las prejubilaciones falsas tal como había prometido a sus electores en campaña. Qué va. Ante el banquete servido y con las bayaderas por medio, a lo más que llega ya es a admitir un compromiso –¡con el propio PSOE!—para “impulsar una nueva regulación de las comisiones de investigación parlamentaria”, y luego ya se verá si en ella cabe el escandalazo o no. Ya veremos por donde le sale ese tiro a IU cuando esté metida de hoz y coz en la Junta bicéfala. De momento, lo único claro es que ha dado marcha atrás antes de meter la primera.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.