El TC ha ordenado que a la difunta Carmen Fernández, “la madre de Iván y Sara”, injustamente despojada de sus hijos por la Junta de Andalucía y víctima de lo que los jueces han llamado “largo y tortuoso calvario” como consecuencia, se le paguen los 1’7 millones de euros establecidos como pírrica indemnización por los tribunales pero retenido por Chaves a fuerza de recursos. Once pleitos ha debido ganar esa desgraciada a la que la consejería de Igualdad ofreció 58.000 y ni uno más casi al tiempo que el intocable Presidente exigía a los periodistas de El Mundo, como precio de su honor mancillado (¡), nada menos que 700.000. Claro que no vamos a comparar Leonor de Chaves con el de Carmen Fernández que debe de ser muy inferior. La prueba de que debe de ser así es que las combativas feministas que cobran en la Junta por defender a la mujer no han dicho ni esta boca es mía ante este desafuero difícilmente comparable. 

1 Comentario

  1. Es la tercera o cuarta vez que habla usted de este desafuero, muchas gracias.
    Tanta injusticia y obstinación me parecen inconcebibles.
    Que las femenistas de nómina callen me sorprende menos, pero que la Administración recurran 10 veces una sentencia que es de lo más justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.