Ahora resulta que en Andalucía hay más niños “superdotados” de los que se creía y desde luego muchos más de los que la Junta reconoce, como admite ella misma, que ya es decir, y la federación que se ocupa del tema y problema denuncia que carecemos de medios para aprovechar ese tesoro que “si no se cuida, se pierde”. Sería cosa de echarles el test ése a los próceres responsables, en la seguridad de que nos íbamos a llevar la sorpresa del siglo comprobando, tal vez, la probable superioridad de los abandonados sobre los gestores y mandamases. Un 2 por ciento, en suma, dicen que pasa de la raya de la normalidad intelectual, lo que no deje de ofrecer materia para una compleja reflexión sobre el fracaso escolar en el que también descollamos espectacularmente. Quizá caminemos hacia una sociedad de genios y fracasados al mando de una pandilla de mediocres. El día en que por fin sepamos a qué atenernos será, seguramente, tarde para la mayoría de los primeros.

1 Comentario

  1. Vaya, me interesa eso ! Son “anormalmente” inteligentes los Andaluces? Qué fantástico! Habría que saber porqué. Alguna explicación habrá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.