Nos hemos quedado solos frente al resto del Estado al rechazar en solitario la propuesta de reducción del déficit planteada por el Gobierno. ¡Quieren gastar más todavía, hablan de ampliar la deuda los mismos que han metido decenas de miles de enchufados en la nómina, los responsables de la millonada de los ERE fraudulentos y las prejubilaciones falsas, los que en Invercaria se “inventaban” los expedientes para forrar a los amigos políticos! Y son los únicos de España en no aceptar una medicina que, por amarga que resulte, nadie rechaza. Otra vez solos, pero ahora en la ruina más absoluta, con la mayor legión de parados de la historia, solos en la cola de Europa. Si esto no es el fin de un “régimen” desde luego lo parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.