No es posible entender el empecinamiento del PSOE onubense desentendiéndose de la tragedia de Astilleros. Se comprende que el partido ha de secundar lo que vaya dictando la Junta, pero ni siquiera eso explica una exhibición semejante de insolidaridad –el apoyo de Huelva a esos trabajadores es masivo—que le puede costar caro en las próximas elecciones, sobre todo por el modo embaucador con que el mariojimenismo ha llevado este pleito. Sólo el PSOE parece que no acudirá a esa manifestación del martes. Desde luego no se puede negar que si asistiera a ella tendría más cara que espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.