No tengo dudas de que Ciudadanos –“la llave del cambio”— anda sobreactuando en el plató de las negociaciones con el PP para formar Gobierno. No me creo, por ejemplo, que el problema sea Vox, sino la vieja preferencia de Ribera por el PSOE frente a un PP que es su competidor directo. Lo que busca con el actual frenazo no es más que ampliar su margen de beneficio en el futuro reparto de carteras de un Gobierno mixto, en línea con el modelo impuesto en su día por IU –nunca falta un Valderas— cuyo fracaso fue memorable. Verán como al final “ceden” y se olvidan de vetos. Lo malo es que no había tiempo que perder y lo están perdiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.