Perdone la insistencia el paciente lector, pero es que la situación del narco en la costa gaditana sobrepasa ya el límite de lo tolerable. En la tertulia de Carlos Herrera, el responsable de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, nos traza, con serena energía, el cuadro solanesco que allí se vive. Habla sin circunloquios y por derecho de la presencia progresiva de las mafias, del establecimiento de “cárteles” en la comarca o de la acción de sicarios pagados con el dinero del crimen, frente a unas fuerzas del orden débiles, desprotegidas y escasas. Y reclama al Gobierno, con toda la razón del mundo, la declaración de Zona de Especial Conflictividad, es decir, le dice sin tapujos que deje de mirar para otro lado. Todo es urgente ahora en Cádiz. Esperar a que se pudran los problemas constituiría una auténtica dejación de funciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.