Fue tremendo escuchar a Luis Carlos Rejón, excoordinador de IU (cuando IU tenía 20 diputados), hablar en Punta Umbría, el viernes pasado, de los traidores de IU (“mientras más cercanos, más traidores”, llegó a asegurar), cogerle al vuelo su ironía sobre el fracaso de Valderas en Huelva, tomar nota de su varapalo a la política de sumisión y vasallaje a que el PSOE ha logrado someter, a fuerza de prebendas, a la otrora rebelde coalición de la izquierda. Pero lo duro es contrastar esa reprimenda con la conducta efectiva de Valderas y los suyos, dedicados en cuerpo y alma a bailarle el agua al PSOE lo mismo en Valverde que en Bollullos, lo mismo en Aracena que en la capital, simples intermediarios del “aparato” que paga y manda, simples ganapanes que viven de unas siglas. ¿De qué viviría Valderas fuera de IU? A esa dura pregunta cabría contestar acaso que de lo mismo que la mayoría de sus adláteres: de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.