Han pasado diez meses desde que el Ayuntamiento de Bolullos, Servicios Sociales de la Dipu y el mismísimo Comisionado para la Droga juraran por sus mengues a los familiares de drogodependientes de la comarca del Condado que buscarían una solución a los lamentables problemas que éstos soportan como ususarios del Centro de Drogodependencia. Y ni flores, que si quieres arroz. Ni la denuncia a la Inspección de Trabajo (que dio un plazo de dos meses para arreglar las cosas) ni las presentadas ante Salud han dado de sí más que palabras, pero le Centro sigue sin disponer siquiera de un decente W.C. para un remedio urgente, la primera vaya usted a saber por qué, y la segunda porque el delegata de Salud, el famoso, inútil y bienpagado doctor Pozuelo, las tiene guardadas en un cajón para no molestar a la doña de Sevilla, que peligran el piso céntrico y el coche. Ahí tiene el mundo entero un problema indigno aunque fácil de arreglar de cuya perpetuación no tiene la culpa, por una vez, el alcalde de la capital.

1 Comentario

  1. En la Dipu, como dice este hombre, no hya más que miserias y mangancias. Gracias por denunciar lo la mayoría calla. Y en especial por descalificar con tanto énfasis a ese jede de Hecienda y Personal al que llama “autodidacta”: ¡¡¡porque resulta que lo es!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.