Se acabaron las excusas para demorar la llegada del AVE a Huelva. Más allá de la confusa ceremonia organizada desde el PSOE, que es quien a través de sus instituciones lo ha retrasado, y hasta de la hilarante demanda de un  tal Baluffo que exige al alcalde que pida perdón. Se acabó lo que se daba y, sencillamente, ha habido que tragar y dar luz verde al proyecto (otra cosa será a su realización, claro) durante el largo mandato de Pedro Rodríguez, que es lo que desde el Gobierno, la Junta y la Diputación de ha tratado de evitar a toda costa, en perjuicio de los onubenses. ¡Hay que mamar! Otra cosa sería un escándalo cuyas consecuencias el PSOE saben bien que podrían resultarle prohibitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.