Ni un céntimo para la construcción del prometido mil veces centro de salud de Isla Chica. Es un tema enquistado para el PSOE, un empecinamiento realmente difícil de entender, esa oposición frontal a que la transformación de ese flanco de la ciudad –boicoteado por la Junta durante nueve años a la acción del Ayuntamiento—coja, por fin, el paso y se culmine como merece la capital. Porque mucho nos tememos que, tal como va la crisis, no habrá dinero en los presupuestos autonómicos ni el año próximo, ni el siguiente, ni el que le suceda. Ya me dirán cómo esperar otra cosa cuando el SAS anda imponiendo planes de ahorro a toda costa a hospitales y centro, reduciendo plantillas y hasta cerrando servicios. Isla Chica es una espina que el PSOE local lleva clavada pero en la carne de sus vecinos. Pocos casos como ése para demostrar el cainismo insensato que gastan los partidos en Huelva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.