Los trabajadores sevillanos de Astilleros, tras acusar de “embustero” al presidente del Gobierno, le andan pidiendo a Chaves que medie con la Sepi para ver si se logra el cumplimiento de los acuerdos y se salva el trabajo amenazado en las factorías. Hemos dicho y repetido que no hay más realidad que la posible y que, en el caso, de esas empresas ruinosas, no es descabellado buscar fórmulas que liberen al común de los ciudadanos de la carga que supone mantenerlas artificialmente. Ahora bien, reciente está el insólito acuerdo de oro logrado entre sindicatos y Sepi en Televisión Española, y no se entiende por qué habría que aplicar unos criterios férreos en un sector y entregarse con armas y bagajes en otro. El toque está en que ha habido muchos años para buscar una alternativa razonable y práctica al viejo problema y apenas se ha hecho nada definitivo. Pero igual podría servir de modelo el acuerdo de Madrid y adaptar en Astillero el concierto de la TVE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.