La Iglesia oficial, la jerárquica, no renuncia a jugar con las ventajas de su cintura. Lo digo porque si ayer mismo destacaba aquí la decidida toma de posición obrerista de la oficina de Pastoral Obrera –hablaba en concreto, sin ambages, de su opción por los pobres–, en menos de horas veinticuatro la diócesis se ha desdicho argumentando que esa opinión no es la de la Iglesia sevillana ni contó con la aprobación del arzobispo ni sus órganos de Gobierno. ¡Acabáramos! Ya resultaba un poco raro ese abandono radical del amigovallejismo. La famosa “opción por los pobres” y el simple compromiso frente al poder siguen quedando hoy tan lejanos como antier.

2 Comentarios

  1. No me atrevería yo a afirmar que apoyar esta huelga en concreto sea optar por los pobres, ni lo contrario, que no apoyarla sea abandonar esa opción. Pero estaba claro que la diócesis de Sevilla no iba a apoyar tan claramente una huelga tan «extraña» como esta y con tanta polémica. Ya es bastante que el departamento de Pastoral Obrera lo haya hecho.

  2. jagm ha dejado claro ayer o antesdeayer mismo lo que opina de esa Huelga, de la que ha llegado a decir y escribir que es un paripé de unos sindicatos mayoritarios forzados por su propio descrédito. Pero quien habló de opción por los pobres no fue él sino la correspodiente oficina diocesana, lo que, al ser publicado en el boletín, permitía entender que la Iglesia había tomado partido. Siu no se ponen de acuerdo entre ellos o juegan al despiste diciendo unos una cosa y otros, otra, me callo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.