Dice el número 2 del PSOE, el bachiller Pepiño, que Ibarretxe ha renunciado a una seña de identidad básica al optar porque las elecciones en su región coincidieran con las gallegas en lugar de celebrarse en solitario para permitir un debate profundo y sereno. Según eso la autonomía andaluza habría renunciado a la suya desde siempre con tal de ir pegada a la jareta de los jefes de Madrid, eludiendo, en efecto, todo debate serio y hondo. ¡Es lo mismo que le venimos diciendo los demás, desde hace muchos años, a Chaves, pero ahora dicho desde su propio partido! Chaves no se ha atrevido nunca a acudir solo ante las urnas y si lo ha hecho ha perdido, pero ahora sabemos que ese gesto soberano no era más que la renuncia a la seña de identidad. Pepiño dice muchas tonterías. Esta vez, sin embargo, ha dicho una verdad como un  templo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.