Aunque supiéramos hace mucho que los pasillos hospitalarios estaban homologados por el SAS con las habitaciones, ignorábamos quizá que nuestro sistema público de salud luce el farolillo rojo en el ránking europeo de camas por habitantes. Eso, al menos, denuncian los médicos sevillanos –¡imaginen lo que tendrán que denunciar los del resto de las provincias!–, quejosos también de sus sueldos, inferiores a los de cualquier autonomía española. Mejor no pensar en una siempre posible epidemia en esta comunidad en la que no es la primera vez que se desaloja una planta entera para comodidad de un prócer internado por un quítame allá esas pajas clínicas. ¡Y pensar que con un pellizco de los ERE y otro de la Faffe es posible que hubiera camas de sobra y sanitarios satisfechos…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.